Ponentes Día 2

Julius Carandang, coordinador nacional, Alianza de Trabajadoras y Trabajadores del Metal de Filipinas (MWAP)

Julius Carandang es un veterano sindicalista de las Filipinas. Fue dirigente sindical de NXP (hoy, Nexperia) y actualmente es el coordinador nacional de la Alianza de Trabajadoras y Trabajadores del Metal de Filipinas, una alianza de sindicatos de industrias relacionadas con el metal. MWAP es una filial de IndustriALL Global Union.

Karen Curtis, directora del Comité de Libertad Sindical, Departamento de Normas Internacionales del Trabajo, OIT

Karen gestiona el apoyo a los órganos de control de la OIT que vigilan el cumplimiento de las normas internacionales del trabajo y los principios y derechos de la libertad sindical. Una de sus funciones es coordinar la acción normativa y la cooperación técnica, y aprovechar las relaciones entre los socios comerciales para promover el trabajo decente. Ha hablado y publicado artículos sobre los vínculos que hay entre la libertad sindical y la democracia, y la influencia del comercio en los derechos de las trabajadoras y trabajadores y su impacto en las normas laborales y las cadenas de suministro mundiales.

David Foust – ITESO Universidad Jesuita de Guadalajara – México

David fue Coordinador del CEREAL, un centro dedicado a la promoción y defensa de los derechos laborales en la industria electrónica en México. También fue responsable de vinculación internacional del Centro y, antes, voluntario, apoyando en actividades de traducción, relaciones públicas y en talleres educativos con trabajadoras. Fue miembro del comité directivo de Good Electronics durante tres años. David tiene un Doctorado en Sociología y es profesor-investigador en ITESO, en Guadalajara, México.

Bruno Gentil Periera, secretario general del Sindicato de Empleados y Empleadas de la Industria Electrónica de la Región de la Malasia Peninsular (EIEUWRPM)

Bruno Periera empezó a trabajar con ACNUR durante el episodio de los refugiados vietnamitas (boat people), a finales de los años 1970. Ha colaborado en la creación de varias ONG, como Suara Rakyat Malaysia (SUARAM), el portal de noticas en línea Malaysiakini y varios sindicatos. Trabajó en una fábrica de productos electrónicos desde 1979, donde participó en la creación del primer sindicato de esa industria en 1988. La empresa cambió de nombre en varias ocasiones para evitar que se creara el sindicato, y durante este período despidieron a Bruno y 29 de sus compañeros y compañeras de trabajo. Tras una larga batalla judicial de seis años, fueron readmitidos en una decisión histórica. Bruno continuó con su labor sindical y, con la ayuda de varios amigos y compañeros activistas, finalmente formó cuatro sindicatos regionales para todas las trabajadoras y trabajadores del campo de la electrónica de la Malasia peninsular en 2010.